Lighter, Softer.

Fuente: Diálogo virtual liderado por Pam McLean, líder del Hudson Institute of Santa Barbara. Care & Resilience. Mayo 15, 2020 & Diálogos con Kirsi Hall (Seattle) / Maleene de Ridder (Holanda) Hudson Master Coaches

Dos meses después de haber iniciado una nueva manera de experimentar el mundo y de haber participado en 6 diálogos con colegas que se encuentran diferentes latitudes, ¿Qué aprendizajes o insights han emergido? Aquí algunas reflexiones que Dulce María, como Hudson Master Coach, comparte.  La intencionalidad es que tu transición a la nueva normalidad sea lo más significativa para ti.  #Kambio #Resiliencia #Hudson #Poesía

Crédito de foto: Dulce María Vázquez

Cerrando la Primavera/Otoño 2020

Faltan seis semanas para que el segundo semestre del 2020 arribe, ¿Qué de lo aprendido en esta estación quiero seguir cultivando y qué quiero soltar?   Lo anterior para navegar el resto del 2020 con mayor consciencia y, en la medida de lo posible, con más atención plena.

  • Mi primera reflexión es que la esencia del ser humano no puede ser reemplazada por la tecnología. Muchos de nosotros vivimos la excitación de haber participado en varias videoconferencias en un solo día y a la par, terminar con los ojos rojos y exhaustos.  Entramos ahí en algunos casos, en la modalidad de crisis.  Más ahora que conocemos los básicos de esta modalidad, ¿qué considerar para que los mismos sean más fructíferos? Algo crucial: ¡Necesito traer mi esencia, mi chispa! También es deseable incorporar algunos momentos de conexión corporal, humor o incluso, pequeñas prácticas de atención plena.
  • ¡El trabajo virtual es genial!  Y también tiene un grado de complejidad, que se intensifica sin la existencia de los límites respectivos. Así pues, cosas tan básicas como dar espacios entre las diferentes reuniones, tomar agua o integrar llamadas telefónicas son pequeñas notas mentales para tener en consideración.
  • En la medida en que hay más consciencia de que la nueva realidad aún se está gestando, ¿Identifico cómo cuidarme? ¿Qué practica he incluido para saber que puedo responder a las nuevas demandas de manera óptima?   En mi caso, dejé de nadar. Más mis actuales prácticas de yoga y meditación quiero que sean parte de mi nueva realidad.

En fin, aquí un pequeño listado de lo que a nivel personal quiero tener en el radar…

¿Qué atributos quiero cultivar?

  • Ser más ligera/ Más brillante
  • Más suave / Más orgánica
  • Más creativa / Más abierta a crear soluciones
  • Más consciente de mis decisiones
  • Conectar más con mi lado artístico: ¡más movimiento corporal, más poesía, más color!

¿Qué quiero soltar?

  • Lo automático
  • Lo superfluo
  • Lo intrascendente desde lo que hoy he palpado son mis nuevas prioridades
  • Buscar el resultado más que el disfrute de todo lo que implica el llegar a un lugar

Habiendo compartido lo anterior, ahora con curiosidad te pregunto: ¿Qué has aprendido en esta estación (algo que te haya dejado una huella y por ende, te invite a seguir trabajando en ser resiliente y convertirte en la mejor versión de ti mismo)?  ¿Qué nuevos atributos quieres cultivar? ¿Qué quieres soltar?

  • Si bien este es un ejercicio personal; si gustas compartir qué fue lo que resonó de esta contribución, ¡adelante! Déjanos una nota en el blog o bien escribe a mi correo dmvazquez@kamaleo.net   ¡Sabe me encantará leerte!

Al final y no menos importante, aquí un poema que me gusta y que en esta ocasión me nace compartir:

Do stones feel? Mary Oliver

Del libro Blue Horses – Poems

Do stones feel?

Do they love their life?

Or does their patience drown out everything else?

When I walk on the beach I gather a few

White ones, dark ones, the multiple colors.

Don´t worry, I say, I´ll bring you back, and I do.

Is the tree as it raises delighted with its many branches,

each one like a poem?

Are the clouds glad to unburden their bundles of rain?

Most of the worlds says no, no, it´s not possible.

I refuse to think to such a conclusion.

Too terrible it would be, to be wrong.

Crédito de foto: Dulce María Vázquez

Gracias por leernos.

Incrementando mi resiliencia

Fuente: Diálogo virtual liderado por Pam McLean, líder del Hudson Institute of Santa Barbara. Care & Resilience. 17 abril, 2020

¿Cómo el nuevo contexto me lleva a experimentar resiliencia?  ¿Cómo incrementar mi habilidad para realizar #kambios de óptica? Aquí algunas reflexiones que Dulce María comparte. #Kambio #Resiliencia #HudsonInstitute

Experimentando resiliencia en esta Primavera/Otoño 2020

El pasado viernes hubo una pregunta que me fue planteada, ¿Cómo estas siendo llamada a trabajar con lo que hoy tienes en el nuevo contexto y cómo te está cambiando? / One way I am being called to work with what I have been given and how is changing me?…   

  • La pregunta primero me tomó por sorpresa pues generalmente cuando quiero evitar “ver o sentir” algo; me ocupo mentalmente y de cierta forma me distraigo.
  • No obstante, sabía que ésta pregunta era una oportunidad. Así que decidí pausar y simplemente explorar y bueno aquí comparto algunos de mis aprendizajes.

¿Hay algo que ha cambiado?   Si bien me tomó un rato el notarlo, finalmente logré ver que sí; que el contexto es totalmente diferente al que contemplaba para este fin de semana. He aquí un poco de contexto….

  • Desde hace más de un año, lo que visualizaba para este fin de semana, era celebrar la boda de mi amado sobrino y encontrarme con amigos de la vida; quienes viajarían desde un par de diferentes latitudes para festejar este acontecimiento de vida.  Hoy mi sobrino y su prometida, jóvenes con vocación médica, en su rol de residentes de cirugía y anestesiología; trabajan con ahínco y entereza en uno de los hospitales que será lugar receptor de pacientes COVID en el estado en el que vivo.  
  • Así pues, lo interesante fue conectar con el sentido de que justo la vida me ofrece una oportunidad para experimentar la resiliencia de una manera sutil.

¿Cómo darme la oportunidad de ser resiliente?   Aquí una serie de recursos que me ayudaron a conectar con el #kambio de perspectiva que requería para, simplemente, aceptar que me dolía que los seres que amo están enfrentando un contexto completamente diferente a lo que yo tenía en mi mapa mental.

  • Luego de haber contactado con aquello que no quería ver y experimentar cierto grado de vulnerabilidad; escuché una entrevista sobre resiliencia que una de mis colegas cercanas lideró desde Seattle el pasado 17 de abril: “Coaching conversations with Margo Mayers”. Fue refrescante el escuchar la variedad de elementos que están a nuestro alcance para hacer #kambios de mindset
  • Desde el “reframing de la propia narrativa y tener una red de soporte, hasta la expresión de elementos gratitud”.    Aquí te dejo el link por si quieres explorarlo, son unos 24 minutos bien invertidos
  • A la par, durante el fin de semana, decidí compartir lo que me inquietaba con seres cercanos y me dediqué a disfrutar de la naturaleza, a estudiar, a leer un poco de poesía, escuchar algunas perspectivas y a descansar. Aquí comparto un par de links por si fueren de tu interés…

His Holiness the Dalai Lama speaks about the coronavirus:Sometimes friends ask me to help with some problem in the…

Posted by Chamtrul Rinpoche on Sunday, April 19, 2020
  • En la medida en que descubría los nuevos brotes de primavera en el jardín y tenía la oportunidad de oler la tierra mojada (después de la primer lluvia en este 2020); la esencia de mi fortaleza empezó a aflorar.     
  • Aquí dos tomas que fueron captadas en este fin: la primera en Cholula, la segunda de una amiga/colega que la tomó en su jardín en Austria (justo en el momento en el que ambas salíamos a meditar por la gente del sector salud que vive su vocación y requiere fortaleza en estos días).
Crédito de la foto: Dulce María Vázquez, México
Crédito de la foto: Ariadna Barrera Austria

¿Cómo te das la oportunidad de ser resiliente o bien de incrementar tu resiliencia?

Habiendo compartido lo anterior, entonces, yo también te pregunto lo que el autor invitado a nuestro último diálogo del Hudson trajo a la mesa. ¿Cómo estás siendo llamada/o a trabajar con lo que hoy tienes (en el nuevo contexto) y cómo te está cambiando (One way I am being called to work with what I have been given and how is changing me…?)  

  • Si bien este es un ejercicio personal; si tienes alguna sugerencia o existe algo que gustes comentar, en cuanto a aquello que te ayuda a ser resiliente, ¡bienvenido!

Luego de leer este post, ¿qué resonó más? ¿Algo que quieras compartir en este blog?  De mi parte, como un Certified Master Hudson Coach, sabe me encantará leerte en este espacio y/o recibir noticias tuyas en mi cuenta personal dmvazquez@kamaleo.net 

Gracias por leernos.

Liderazgo en tiempos disruptivos.

Fuente: Diálogo virtual liderado por Pam McLean, líder del Hudson Institute of Santa Barbara. Care & Resilience. 20 marzo, 2020

Calibrando mi liderazgo en tiempos de disrupción

En este inicio de Primavera/Otoño 2020 quiero compartir lo que aprendí/reflexioné en una conversación con mis colegas del Hudson Institute of Santa Barbara, el pasado viernes 20 de marzo.   

  • El primer punto es sobre las dimensiones a tomar en cuenta, en el contexto actual.  Ello bajo la óptica de un liderazgo genuino pues muchos de nosotros somos líderes que participamos proactivamente en nuestras respectivas latitudes y sabemos, que hoy por hoy, se vive un reordenamiento social/económico.
  • La segunda es un bloque de preguntas que pudieren ayudarte a navegar la ambigüedad de mejor manera.

¿Qué dimensiones es vital tener en el radar en un contexto de disrupción?   Aquí cuatro que justo van alineadas a los valores del Hudson Institute y que son el punto de partida para cultivar relaciones significativas. 

  • Unidad: Capacidad para experimentar solidaridad para con tu círculo inmediato (familia, colaboradores, región, networks profesionales u otros, etc.)
    • ¿Cómo muestro mi solidaridad en estas semanas?   Por ejemplo, en nuestro caso, Kamaleo® ha incrementado su flexibilidad para poder dar respuesta y/o escuchar las nuevas inquietudes de sus clientes, aliados y/o proveedores.
  • Empatía: Habilidad para conectarse con el otro, justo desde la necesidad y realidad de la otra la persona, para así poder brindar interactuar desde ópticas constructivas
    • ¿Estoy escuchando lo que mi equipo considera como relevante?
  • Presencia: Habilidad para ser y estar…evitando el multitasking.   Sí, lo mejor que se le puede dar al otro es nuestra escucha y presencia (virtual o presencial).
    • ¿Qué tan abierto estoy a focalizar mi atención a un tema, evento o persona en los momentos de ambigüedad? 
  • Amor: Postura que nos lleve a experimentar respeto, congruencia y aceptación hacia nosotros mismos y los que nos rodean
    • ¿Cómo me cuido en los tiempos donde los niveles de estrés pueden incrementarse o surgen nuevas demandas?  ¿Incorporo alguna practica en especial? En lo personal, por ejemplo, el escribir me ayuda a poder tocar base con mis propias emociones y desde ahí, calibrar lo que es relevante en el día a día o en el nuevo contexto.

Cuatro preguntas de gran valía en tiempos de inestabilidad:

  • ¿Cómo elijo estar y/o vivir en los tiempos de disrupción y ambigüedad?
  • ¿Qué es lo que los otros necesitan de mí en tiempos ambivalentes (familia, amigos, comunidad, clientes, industria, mundo)?
  • Para aquellos que lideran en tiempos de volatilidad, ¿Qué está cambiando en la manera en que lideras?  ¿Qué necesitarás cambiar aún más?
  • ¿Estás activando alguna práctica para que tu inner-self esté bien cuidado?  ¿Ubicas cuáles son las prácticas que te vienen mejor acorde al nuevo contexto?

Luego de leer este post, ¿qué resonó más? ¿Algo que quieras compartir y responder en este blog?  De mi parte, como un Certified Master Hudson Coach, sabe que mi postura en tiempos de disrupción es justo estar aquí, lista para escucharte o bien, para estar y conectar significativamente. 

Kamaleo.   

Go all the way! ¡Ir hasta el final!

En este febrero, que por cierto trae 29 días, quiero compartir un poema que una colega recientemente me hizo llegar.  Su título es ¡Ir hasta el final y tiene una duración de un poco más de 2 minutos:

¿Hubo algo que éste poema hizo resonar?

De mi parte, lo que resonó, luego de escucharlo es que si bien es importante “dar todo e ir hasta el final” es crucial hacerlo teniendo en mente nuestro auto cuidado y/o bienestar.    Ello porque si bien es necesario esforzarnos  e ir cultivando resistencia u otros; es importante hacerlo desde lo que a nosotros nos viene bien. ¿Coincides conmigo o tienes una perspectiva diferente?

Siéntete libre de dejar tus comentarios. 

¡Nos encantará leerte!

Tomando pausas, cultivando mi bienestar (liderazgo consciente).

En mi última colaboración mencioné que, en mi concepto de brújula personal, el cultivar pausas en la vida cotidiana era un punto clave para disminuir el estrés y/o aumentar nuestro liderazgo consciente.  Así pues, hoy quiero compartir un poco sobre el cómo abrir espacios para tomar pausas y conectarnos (aunque solamente sea por unos breves instantes con lo que está enfrente de nosotros y/o lo que estamos percibiendo a través de nuestros sentidos).

¿Vivo a una velocidad excesiva?  

Si últimamente has sentido que tu día a día es muy rápido y que pareciese vives como un hámster; esto es, corres rápidamente, pero sin avanzar y además experimentando cansancio excesivo.   Este es un primer signo de que estas cobrando consciencia respecto al ritmo de vida que experimentas.   Si te interesa explorar formas para pausar y cambiar; es posible las siguientes líneas sean de tu interés.

¿Me interesaría aumentar mi grado de consciencia sobre qué tan a menudo voy rápido?  

Te invito a llevar un registro en el que vayas anotando, día a día, a lo largo de una semana; ¿Cuántas veces te percatas vas a velocidad excesiva y como te sientes cuando navegas la vida de esa manera? Repite este ejercicio a lo largo de otras dos semanas y evalúa; semana a semana, que descubres.   ¿La manera en cómo vives, tiene un impacto en tu bienestar?  ¿Qué te detona el vivir así?

¿Me gustaría aumentar mi bienestar y mi presencia consciente?

Si es que decidieras, vivir a un ritmo menos acelerado; ¿sabías existe la posibilidad de hacerlo y que las pausas conscientes un medio para lograrlo?   Sin entrar en toda la parte técnica que ello implica; solo quisiera resaltar que en un estudio que realiza Shizard Chamine, él comparte que para aumentar la parte positiva de nuestro cerebro (la parte sabia vs. la saboteadora); hacer 100 pausas mentales al día es una alternativa.    En lo personal cuando leía 100 veces, me inquiete.  Más cuando descubrí que una pausa consciente era hacer un ejercicio de 10 segundos y que esto equivaldría a hacer 10 pausas de 10 segundos a lo largo del día; ello se me hizo razonable.   Hacer 1 pausa de 10 segundos a lo largo de una hora es algo accesible.

¿Cómo hacer una pausa de 10 segundos?

Lo primero sería familiarizarme con el lapso de 10 segundos.  ¿Es mucho? ¿Es poco?  Segundo, ya que el lapso me resulta conocido; lo que se sugiere es detenerse y respirar de manera consciente durante ese periodo. 

  • ¿Cuántas respiraciones conscientes puedo generar: 1, 2, 3 u otra?   

Otras opciones incluyen el conectarnos con las sensaciones físicas que experimenta tu cuerpo, a través de tus diferentes sentidos, en ese periodo.  Ello puede ser detenerse y oler, degustar, escuchar, palpar o ver algo con detenimiento a lo largo de ese tiempo.

  • ¿Qué te funcionaría a ti para detenerte? ¿Qué tipo de pausas te gustaría realizar?

¿Los beneficios de pausar?

Primero que nada, conectarte contigo y experimentar lo que sucede en el momento presente. Segundo, poco a poco, al ir cultivando este hábito abrirá nuevos espacios para vivir tu liderazgo de manera consciente:  verdaderamente escuchar a un colega cuando se dirige a ti, conectar cuando te diriges a un cliente (sin que ello sea de manera mecánica) o bien, simplemente cuando entras en contacto con otro ser humano.     

Si esta contribución te generó alguna reflexión y/o tienes algún comentario al respecto; me encantará leerte en nuestro blog. En tanto, si te genera valor, a cultivar el hábito de pausar. 

Gracias por leernos.

Kamaleo

¿Identifico las variables de mi brújula personal?

En este inicio de ciclo y luego de un viaje que me dejó maravillada por la majestuosidad de la naturaleza chilena (Isla de Rapa Nui + la Patagonia) me pareció relevante el abordar los siguientes 4 puntos:

  • Intencionalidad
  • Disciplina
  • Calibración/Agilidad
  • Habilidad para tomar pausas

Lo anterior como una manera de simplificar lo que hoy identifico es vital para vivir de manera significativa y/o ser un líder – que al estar conectado con el mismo – genera valor en la latitud en la que se encuentre.

Aquí una breve descripción de lo que entiendo de cada una de estas variables:

  • Intencionalidad:   Me refiero a tener claridad respecto a lo que se busca o quiere en la vida, en una etapa de la misma y/o en un proyecto en particular
    • ¿Cuál es mi intencionalidad en la vida?
    • ¿Cuál es mi intencionalidad en el ámbito profesional u otros?
    • ¿Cuál es la intencionalidad de un proyecto en particular?
  • Disciplina:   Aquella fuerza y/o determinación para hacer que las cosas pasen en el día a día
    • ¿Ubico que requiero hacer, en el día a día o en el lapso que yo decida, para que mi intención se materialice?
  • Calibración:  La habilidad que, ante los cambios del entorno o las sorpresas de la vida, nos invita a hacer ajustes conscientes de manera ágil
    • Dado que el contexto ha cambiado, ¿Qué vale la pena soltar y/o modificar?
  • Pausar: El cultivar momentos de descanso que le permitan a nuestro sistema nervioso central, el reestablecerse para así, disminuir el estrés de la vida cotidiana y dar paso al gozo.
    • ¿Genero pausas conscientes en mi día a día?
    • ¿Me permito de vez en vez, disfrutar del no hacer nada?
    • ¿Me genera ansiedad el detenerme y disfrutar de mi respiración o lo que está enfrente de mí?

En fin, si tú diseñaras una brújula personal, ¿Qué variables le integrarías? ¿Alguna de las variables que considero en mi brújula de vida (intencionalidad, disciplina, calibración y tomar pausas) resuena en ti?   Como líder ¿Crees que sea importante contar con una brújula que de sentido a tu vida y/o a tus acciones diarios (¿en tus diferentes ámbitos o radios de influencia?).

Nos encantaría leerte.

Síguenos en nuestras redes sociales.

Qué hacer antes de pensar en los propósitos de año nuevo.

Hace unas semanas Dulce María Vázquez, socia fundadora de Kamaleo® me preguntaba si podía ubicar algún artículo sobre cómo hacer un buen cierre anual, es decir, qué contemplar desde el punto de vista organizacional o de liderazgo para cerrar el ciclo del año de manera óptima.

Al revisar la literatura existente, me encontré con variedad de artículos sobre cierres fiscales. También, con muchos otros que abordan “tips para crear o mantener tus propósitos de año nuevo”.

Pero, ¿qué debería suceder en el inter? Más allá del cierre contable de fin de año, ¿qué hacer antes de pensar en los propósitos de año nuevo?

Aquí algunas ideas tomadas de la bibliografía encontrada al respecto:

Para las empresas en las que el fin de año es “temporada alta”, es el momento en el que el desgaste se hace presente en los colaboradores, sin embargo, es cuando más se requiere ejecutar con precisión para asegurar se alcanzan las metas proyectadas.

A pesar del incremento en las cargas de trabajo, se requiere motivar a los colaboradores a mantener el orden y la disciplina: el apego a procesos, políticas, controles y al registro correcto de información. Llegar a la meta es importante, pero el cómo también es crucial para asegurar la satisfacción de los clientes. También para que al final de la temporada se cuente con información confiable que permita el análisis y los ajustes correspondientes.

En los casos en los que la actividad operativa disminuye, es el tiempo para realizar tareas de mantenimiento, para evaluar lo qué funcionó e identificar las brechas, para implementar cambios que optimicen los productos o los procesos, para entrenar a los equipos de trabajo en nuevas políticas o disposiciones, entre otros. Por lo tanto, se debe considerar la asignación de recursos y tiempo para estas actividades, que lejos de ser triviales, ayudan a preparar e iniciar el siguiente ciclo con mayor eficacia.

Es tiempo de reconocer los logros. Es un buen momento para hacer saber a los colaboradores el impacto de su contribución en logro de los objetivos. El reconocimiento moral tiene un mayor efecto que el económico, aunque una combinación de ambos es un combo ganador.

Los líderes se pueden valer de notas de agradecimiento o  menciones directas en reuniones grupales o en eventos del fin de año. Lo importante es que sean mensajes simples, cortos y positivos y que la entrega de algún detalle extra se pueda visualizar como una recompensa por el compromiso impreso durante el periodo. 

Es tiempo de descansar. Es válido y muy importante “recargar pilas” para un siguiente ciclo. Sin embargo, a algunos líderes les cuesta trabajo este periodo de supuesta desconexión.

Por un lado, hay quiénes se mantienen trabajando toda la temporada para ponerse al corriente con los pendientes, aprovechando que hay menos distractores o cierto tiempo libre. Incluso, si no es en el ambiente laboral, algunos sólo cambian de contexto para mantenerse ocupados y con la idea de ser lo más productivo posible. El problema es que no somos máquinas y se corre el riesgo de “quemarnos” en algún punto.

En el otro extremo están los que se desconectan completamente para pasar el fin de año en extrema inactividad. Uno esperaría que después de ello, se regresa refrescado y listo para un nuevo ciclo, pero en muchas ocasiones el sentimiento es de frustración (¿Qué hice todo este tiempo?) y de falta de preparación.

Lo mejor es planear el descanso, estableciendo algunas metas para la temporada, por ejemplo:

  • Realizar un cambio de switch para despejar la mente y el cuerpo
  • Crear o cumplir con alguna tradición
  • Reconectarse con otras personas y con uno mismo
  • Buscar inspiración en otros ambientes y contextos

En el ámbito del liderazgo, algunos expertos recomiendan en esta temporada: fomentar entre los colaboradores la auto-responsabilidad, dar feedback positivo, inspirar a través del ejemplo y mejorar las relaciones. El arte del liderazgo radica en que, cada uno con su estilo de liderazgo auténtico,  logre mantener la autoridad y toma de decisiones efectiva; mientras construye relaciones de confianza con sus colaboradores.

Por último, sí hay que hacer cierres. Pero además del contable, considerar el financiero, el comercial y el operativo. También, si no se ha realizado, identificar las prioridades del siguiente año (Algunas empresas realizan su planeación desde inicios del último trimestre o antes). 

Más allá de fijar las metas a nivel personal, de equipo o empresa, el enfoque debe estar en los “comos”: identificando posibles obstáculos a la estrategia, creando planes de contingencia, encontrando aliados clave, ubicando los nuevos hábitos que se requieren para lograr las metas, desarrollando la narrativa de cambio, etc.  

Algunos especialistas recomiendan dedicar las primeras ocho semanas del año para terminar de ajustar los planes y luego iniciar su implementación. (Dependerá del ciclo operativo de cada empresa, sin embargo, la idea es dedicar más tiempo a la definición de los comos, incluso si el nuevo ciclo ya ha comenzado).

Como se puede ver, la temporada de fin de año, es un periodo crucial en el ámbito organizacional. La palabra clave es conexión, pues implica la transición de un ciclo operativo a otro, pero también representa la oportunidad para conectarse nuevamente a nivel personal y con los demás.

El 2020 ha iniciado, pero aún estás a tiempo de activar algunos de los puntos mencionados.

  • ¿Qué más nos recomiendas para hacer un buen cierre de año e inicio del siguiente?
  • ¿Ya tienes definidos tus propósitos organizacionales para el 2020?

Nos encantará leer tus comentarios. Si deseas conocer la bibliografía consultada para redactar este artículo, escríbenos a soporte@kamaleo.net

Crédito Fotos:

www.freepik.es

Mentalidad y prácticas de los CEO´s de excelencia.

Extracto del artículo publicado por McKinsey, octubre 2019.

Un artículo favorito en este otoño es el que recientemente publicó McKinsey sobre los CEO´s de Excelencia. ¿Cuáles son algunas de las funciones clave de los CEO´s acorde a la literatura existente?. ¿Cuál es la mentalidad asociada a estas funciones por parte de los CEO de excelencia?. 

Aquí un breve resumen sobre los mindset clave que impulsan a estos líderes a marcar la diferencia en sus respectivas industrias y contextos:

  • Definir la estrategia –> se enfocan a superar los pronósticos (beating the odds) a través de tres prácticas:
    • Visión: De manera genuina y vivaz, replantean lo que significa ganar.
    • Estrategia: Dan pasos audaces de manera temprana y metódica.
    • Manejo de recursos: Ajustan los recursos a las prioridades.
  • Alinear a la empresa –> gestionan el desempeño y la generación de riqueza:
    • Talento: Recalibran los roles de alto valor con el perfil de talento óptimo.
    • Cultura: Focalizan su atención en temas de efectivad organizacional, más allá de sólo cuidar el compromiso de los colaboradores.
    • Diseño Organizacional: De manera explícita, señalan dónde se requiere estabilidad y dónde agilidad.
  • Liderar a su equipo –> cultivan las dinámicas más que lo mecánico
    • Trabajo en equipo: Fortalecen constantemente a su equipo y la acción colaborativa.
    • Toma de decisiones: Cuidan la objetividad y evitan filtros personales.
    • Gestión de procesos: Buscan la coherencia entre los diferentes procesos.
  • Ser la cara de la empresa (stakeholders externos) –> se centran en el largo plazo: en el gran para qué…
    • Propósito Social: Están comprometidos con el gran para qué y el impacto de la organización.
    • Interacciones: Identifican a los diferentes stakeholders y proactivamente, moldean sus perspectivas.
    • Momentos de verdad: Ante una crisis, anticipan la resiliencia organizacional.
  • Gerenciar su propio tiempo y energía –> hacen lo que sólo ellos pueden hacer:
    • Oficina: Cuentan con soporte de calidad para manejar óptimamente su tiempo y energía.
    • Modelo de Liderazgo: Conectan su propósito personal con el liderazgo requerido.
    • Perspectivas: Mitigan la postura de saberlo todo, al estar abiertos a recibir retroalimentación fresca y a la par, cultivar prácticas de bienestar personales.

De este resumen, ¿Hay alguna idea qué resuena más o algo que llame tu atención?,  ¿Alguna reflexión central?, ¿Interesado en leer al artículo completo?. 

Escribe a: info@kamaleo.net y con gusto lo compartimos: The mindsets and practices of excellent CEOs, Octubre 2019,   McKinsey.

Soy una persona cumpliendo una meta.

En esta ocasión, queremos compartirles la historia de una mujer que recientemente fue nombrada como Presidenta y Directora General de Nissan Mexicana.

Mayra González ha desarrollado una carrera dentro del área automotriz, mayormente dominada por el género masculino, sin embargo; eso no ha sido un limitante y ha sabido aprovechar ese aspecto, ¿Cómo?; siendo la única mujer obviamente los reflectores iban a estar sobre ella, por lo tanto debía destacar y realizar su trabajo impecablemente.

Sabe compaginar su vida personal con su lado profesional. Tiene el acierto de tener claras sus prioridades. Ella también tiene un equilibrio dentro de su vida es esposa y madre, es decir; muestra su lado humano.

“A veces son decisiones como mamá, otras como presidenta de la compañía, otras como hija. Pero hay prioridades y a veces no puedes estar en dos lugares a la vez, y te pierdes cosas, pero si estás tranquila que tu decisión te hace feliz, no hay precios que tengas que pagar”.

La primera conclusión tras su nombramiento es que sintetiza años de aprendizajes y crecimiento interno. En sus propias palabras: “No puedes separar a la persona de la profesionista”.

Bajo la óptica de #kambio, ¿qué opinas de ésta última afirmación? ¿Cuál es el valor de que un líder se conecte con su ser integral?

Te invitamos a leer el artículo completo en el siguiente enlace, a la par, nos encantará leerte y compartir ideas.

http://t.ly/ZPV2g

Síguenos en nuestras redes sociales.

http://www.kamaleo.net