El otro lado de la cámara.

Con información de:

El Líder enfocado, Harvard Businnes Review, diciembre 2013.

Ser virtual sin renuncia a la magia de la persona, Hudson Insights, abril 2020

Si bien es cierto, las reuniones virtuales son una necesidad dentro del tiempo en que nos encontramos actualmente, ¿las estas desarrollando con todo el potencial que deseas?, ¿la obtención de resultados son los esperados?, ¿tus colaboradores se sienten escuchados y comprendidos?

Considero que debemos pensar también en la persona del otro lado de la cámara. Esto para poder establecer un lazo de empatía como se realiza normalmente en alguna reunión persona a persona. Pero en realidad se puede personalizar y llegar a fraternizar ¿dentro del mundo virtual?

Aquí un poco de mi reflexión, a partir de The focused leader by Havard Business Review.

Los líderes que pueden enfocarse efectivamente en otros emergen como líderes naturales. Es decir, se pueden centrar en continuar desarrollando e incentivando el liderazgo en sus colaboradores, lo que, en consecuencia, detonará el crecimiento en ellos mismos.

¿Cómo se puede lograr?

La primera oportunidad que se presenta es la empatía ya sea cognitiva (capacidad de comprender la perspectiva de otra persona), emocional (sentir lo que la otra persona siente), y la preocupación empática (sentir lo que la otra persona necesita de ti).

Un segundo punto sería, ajustar la dinámica de las reuniones. La lógica nos dice que sería complejo intentar hacer lo mismo en el esquema virtual que en el presencial., sin embargo, se puede intentar y si el formato es un tanto complicado, rediseñarlo es una buena opción,

Es importante mencionar la optimización del grupo, es decir; grupos pequeños, presentaciones cortas y puntuales para poder profundizar más, de esta manera se puede tener un mejor control y desarrollo de la reunión.

Otra situación a la que nos enfrentamos es qué hacer con los espacios en blanco, es decir, si se tiene la opción de realizar alguna retroalimentación a una persona específica, se puede solicitar a los demás participantes cerrar su cámara y de esa manera se tiene un momento uno a uno con el colaborador con quién se va a trabajar, a la par encargar alguna tarea de reflexión a los demás, aquí debe de entrar la creatividad para poder utilizar al máximo la herramienta que estamos utilizando. De esta manera se podrá focalizar en los objetivos y aprender en cada reunión.

Todo tiene que ser transparente para los colaboradores, y por transparente me refiero desde la calidad del sonido, iluminación, hasta la agenda de la reunión y los espacios para comentar las conclusiones y/o propuestas.

De esta manera se vuelve importante obtener una participación o retroalimentación acerca de las sesiones.

La atención es la base de las habilidades de liderazgo más esenciales; la inteligencia emocional, organizativa y estratégica para poder liderar junto con tus colaboradores cualquier proyecto, y así desarrollar la capacidad de construir relaciones laborales duraderas y complementarias.

Finalmente aprender a dominar tu atención y estar al mando de donde te enfocas tú y tu organización y de esta manera dirigirla donde la necesites y cuando la necesites.

Recuerda que, si bien la adversidad en ocasiones nos hace estimular el aprendizaje y el crecimiento, también tenemos la posibilidad de abrirnos a nuevos horizontes de liderazgo y transformar positivamente nuestro trabajo, así como el de nuestros colaboradores.

¿Cómo puedo agilizar mis reuniones con mis colaboradores?, ¿Quizá compartir el liderazgo para el desarrollo personal del equipo?

Nos encantaría leerte, y que nos compartas tu experiencia.

Si deseas conocer la bibliografía consultada, así como más información referente al tema, escríbenos a info@kamaleo.net

Kamaleo.

Un comentario en “El otro lado de la cámara.”

  1. Me gustó mucho reflexionar en los tres niveles de empatía. Es complejo darnos el tiempo de percibir lo que la persona necesita de nosotros, sin embargo creo que es un elemento clave para lograr el éxito en las reuniones virtuales.
    Si somos líderes de organizaciones, tal vez esto se traduce a cosas prácticas de infraestructura o flexibilidad en las expectativas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *