Liderazgo bajo el Microscopio

Leadership Under de Microscope, John H. Zenger, Kurt w. Sandholtz and Joseph R. Folkmanhttp://zengerfolkman.com

La situación actual es que a pesar de existir cientos de libros y material impreso que habla sobre liderazgo, aún existen preguntas sin resolver como por ejemplo:

  • ¿Qué es eso a lo que llamamos liderazgo?
  • ¿Está ligado genéticamente a algunas personas pero no a otras?
  • ¿Se puede desarrollar?
  • Si es así, ¿qué métodos funcionan?

Las variables que están en juego y las relaciones entre ellas (características del líder, contexto organizacional, dinámica del mercado, características de los colaboradores,  indicadores de desempeño, etc.) son complejas. Por ello, el estudio del liderazgo requiere de un abordaje científico.

En el artículo, los autores comparten sus hallazgos acerca del liderazgo y cómo éste se desarrolla, como resultado de una investigación con 20 mil Managers de cientos de empresas. A continuación los cinco elementos más destacados:

Necesitamos fijar objetivos más altos. Usualmente los programas de desarrollo en las organizaciones se enfocan hacia los colaboradores con peores resultados o hacia los de mayor desempeño. Sin embargo, la investigación demuestra que enfocarse en los del grupo intermedio, ayuda a incrementar sus capacidades para ejecutar como líderes excelentes y obtener mucho mejores resultados.

Necesitamos dejar de enfocarnos en la debilidad. Una creencia arraigada es que para mejorar debemos trabajar en nuestras debilidades y sólo así seremos mejores líderes. La verdad es otra. La falta de debilidades no es una característica de los mejores líderes. Por el contrario, ellos poseen unas cuantas (3-4) fortalezas desarrolladas por encima del promedio en la organización.

Necesitamos invertir más en identificar y desarrollar fortalezas. Estas fortalezas no se refieren a hábitos que se espera un profesional deba tener, como la puntualidad. Se refieren a competencias en ciertas áreas que puedan hacer una diferencia en los resultados de la organización.

El liderazgo requiere una huella amplia. Existen 5 áreas en las que se pueden clasificar las competencias de un líder: carácter del líder, capacidades técnicas, capacidades de enfoque a resultados, habilidades interpersonales efectivas, capacidades para liderar el cambio. Capacidades en una sola área no hacen a un gran líder, se requieren capacidades en dos o más áreas para balancear la ecuación.

Desarrollar fortalezas en ocasiones requiere un enfoque no-linear. ¿Cómo mejoramos en algo que ya somos buenos? De las 16 competencias principales que un líder puede desarrollar,  los autores identifican que existen unas que se correlacionan con otras. De ahí que el enfoque que ellos proponen, sea identificar las competencias que se relacionen con aquella que ya se domina.

 Si deseas explorar el artículo completo en su idioma original, puedes consultar la liga de arriba o solicitarlo al siguiente correo: dmvazquez@kamaleo.net 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *