Prevención del desgaste laboral: soluciones desde la corresponsabilidad

Extracto tomado de: “How to turn off work thoughs during your free time” Guy Winch, TED Talk y “Beyond Burned Out”, por Jennifer Moss, HBR.

Durante el confinamiento, participantes de una encuesta en 46 países afirmaron en un 85% que su bienestar ha decaído. 89% respondió que su vida laboral está empeorando; mientras que el 50% reporta dificultad para mantener conexiones fuertes con sus amigos. Existe una explicación que se gesta dentro de las organizaciones, y es ya considerada una segunda pandemia: el desgaste laboral; consistente en un síndrome resultante de estrés laboral crónico que no es manejado exitosamente.

Aún antes del 2019, millones de colaboradores se enfrentaban a cargas de trabajo insostenibles, a una remuneración insuficiente en relación con el esfuerzo invertido, así como a la incongruencia en los valores organizacionales. Ante esto, la respuesta por parte de múltiples departamentos de Capital Humano consistió en fomentar prácticas de bienestar que, lejos de mejorar la situación, ubicaron la solución únicamente en manos del colaborador.

En el contexto del 2021, es claro que las circunstancias actuales que incluyen realidades híbridas o únicamente digitales; demandan de medidas más profundas una vez entendido que no estamos ante un sprint de velocidad, sino ante un maratón de resistencia.  Por ello, en esta contribución se comentarán algunas propuestas a implementarse desde dos dimensiones: organizacional e individual.

Tres cosas pueden hacer las organizaciones:

  • Ajustar cargas de trabajo y ser flexibles: Definir las expectativas en relación con la disponibilidad del tiempo de los colaboradores, aún si no tienen una familia de la cual hacerse cargo. Esto requiere de la comunicación clara de prioridades y tiempos de entrega
  • Disminuir la cantidad de reuniones y tiempo en pantalla: Vale la pena preguntarse si todas las reuniones son realmente necesarias, si el tiempo puede minimizarse, así como si el uso de la cámara es indispensable. Esto responde la lección aprendida de que las videollamadas son más desafiantes a nivel físico y mental que las reuniones presenciales
  • Normalizar hablar de salud mental en el contexto laboral: Proveer un espacio de seguridad psicológica en el que los colaboradores se sientan cómodos expresando sus sentimientos, así como lo que necesitan para recuperar el ritmo en caso de que este disminuya.

Ahora bien, la batalla en contra del desgaste laboral también debe ser atendida desde la postura del colaborador, quien durante el confinamiento ha visto borrados todos los límites físicos y psicológicos que lo separaban del trabajo, ocasionando pensamientos repetitivos y permanentes que giran alrededor de su productividad. Ante esto es elemental tomar acciones simples que facilitan el disfrute de las tareas durante el tiempo que son desempeñadas, pero también el gozo de la desconexión, reparadora y necesaria para mantener los niveles de productividad.

Tres cosas que pueden hacer los colaboradores:

  • Establecer límites claros y comunicarlos: Este punto consiste en determinar un horario de disponibilidad laboral y apegarse a él. Para ello, es necesario que el equipo esté al tanto, pero también tomar medidas en relación con las notificaciones de los teléfonos inteligentes
  • Implementar rituales de transición: Pueden consistir idealmente en cambiar de espacio físico en cuanto termina el horario laboral, así como en usar ropa de trabajo que sea cambiada al finalizar el tiempo definido.
  • Convertir los pensamientos angustiosos en formas productivas de pensamiento: Por ejemplo, ir de “Tengo mucho trabajo” a “¿En qué momento del día llevaré a cabo esta actividad? De esta manera, es posible generar una desconexión real y necesaria para la productividad

Si eres líder en una organización, ¿consideras estar abriendo espacios de diálogo al respecto para apuntalar la productividad y el bienestar en el nuevo contexto? ¿Requiere la cultura existente de calibrar o apuntalar lo que está emergiendo? ¿Cómo ser proactivo al respecto?

Nos encantará leer tus comentarios y saber qué ideas de esta contribución resonaron más en ti. Para conocer de qué maneras Kamaleo promueve la adaptación a realidades híbridas en un contexto de bienestar, escribe a: info@kamaleo.net

Crédito de fotos: shutterstock.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *