Redefiniendo la normalidad post-contingencia

Con información de: Beyond coronavirus: the path to the next normal. Por: Kevin Sneader y Shubman Singhal. McKinsey & Company, 2020.

¿A quién te has dirigido en medio de la pandemia para preguntar cuándo cree que volveremos a la normalidad? ¿Quién ha preguntado tu postura hacia la legislación laboral, la distribución de recursos o el manejo psicológico de la contingencia?

Personalmente, detenerme a responder estas dos preguntas ha sido revelador. Me ha permitido identificar quiénes son mis referentes en los distintos aspectos de la vida, pero también a quienes son influidos por mi opinión, con toda la responsabilidad y privilegio que esto conlleva.

En ocasiones hacemos y recibimos estas preguntas de forma tan automática que no detectamos el impacto que nuestras palabras pueden tener y lo que estamos proveyendo con ellas. Por favor piensa en lo siguiente:

  • ¿Cuál es la intención detrás de tus opiniones?
  • ¿Deseas proveer seguridad y esperanza?
  • ¿Ayudas a los demás y a ti mismo a detectar áreas de oportunidad?
  • ¿Dimensionas las consecuencias de comentarios basados en información de dudosa procedencia?

En este momento las personas están ansiosas de respuestas confiables y sustentadas por datos reales. Aunque lo cierto es que eso es difícil de proveer, hay factores en los que sí existe control de parte de los líderes: la actitud y el espíritu con el que enfrentan la pandemia.

Las 4 etapas de la contingencia en el contexto organizacional

Como líder, para mantenerte anclado en el futuro cercano y los desafíos que implicará, Sneader y Singhal (2020), sugieren la existencia de cuatro etapas a enfrentar en esta crisis. La manera en que cada una de ellas es vivida, depende del contexto geográfico, social y económico de las empresas. Al meditar en ellas, podrás tener buenas ideas sobre el corto y mediano plazo, así como las expectativas para tu organización:

  • Resolve: La mayoría de los empresarios están conscientes de lo que es saludable, ético y necesario; sin embargo al ver las contradicciones entre el gobierno, las empresas y los individuos, es fácil posponer las decisiones dolorosas e inevitables.

En esta etapa, que muchos experimentamos en las últimas semanas, es importante decidir los pasos a seguir. ¿Cerrar permanentemente o hacer ajustes al modelo de negocio? ¿Qué apoyo se dará a los colaboradores? ¿Qué acciones de comunicación se emprenderán?

  • Resilience: Esta característica será de vital importancia para los líderes, sobre todo en lo que tiene que ver con el impacto económico de la contingencia. Más allá del ánimo individual, la resiliencia será necesaria para reordenar la estructura de las industrias, así como reconfigurar las ventajas competitivas de tu empresa.
  • Reimagination: Es difícil anticipar el cambio de preferencias, expectativas y necesidades de los consumidores en los próximos meses. Sin embargo, aquellos líderes que lo consigan tendrán posibilidades inimaginables, resultantes de la adopción de la tecnología y el rápido aprendizaje sobre cómo mantener la productividad a pesar de la contingencia.
  • Reform: Finalmente los líderes políticos y empresariales están comprendiendo que el coronavirus, así como muchos problemas ambientales, constituyen desafíos globales, no locales. Esto implica una necesidad de reformas estructurales que demandarán innovación y liderazgo.

Frente a ti está la posibilidad de elegir conscientemente la forma de transitar estas cuatro etapas, así como de medir el impacto de las palabras. Puedes encontrar en cada pregunta de tus colegas, conocidos y amigos, la oportunidad para ayudarles a vivir este proceso histórico en el que la única certeza es que la normalidad está siendo reconfigurada.

  • ¿Qué resoluciones has tomado para hacer frente a la contingencia?
  • ¿Cómo te gustaría abordar las próximas tres fases?

Nos encantará que compartas tus comentarios y reflexiones.

Si deseas conocer la bibliografía consultada así como más información referente al tema, escríbenos a info@kamaleo.net

Crédito Fotos: www.shutterstock.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *